Este pequeño apartamento se diseñó como comunión entre el diseño y la artesanía buscando en cada hueco una solución única desarrollada por las hábiles manos de ebanistas, metalistas, tapiceros, lampistas…. Destaca la habitación en suite de puertas dobles que separan la parte pública de la privada. En la parte pública una pequeña cocina se esconde tras un armario y la mesa central descubre la superficie de cocina. Destacan igualmente el mobiliario, con piezas únicas de Reliquiae New Interiors como la butaca de agallones de piel ante y las piezas de arte.